X

Esta página web usa cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar
gatillazo-consejos-psicologicos-para-evitarlo (1)

Gatillazo o disfunción eréctil | ¿Causas? ¿Tiene solución?

28 de abril de 2023

gatillazo-causas-equipo-easydona


 

¿Por qué ocurren los gatillazos? ¿Cuáles son las causas? ¿Existe solución?

En salud sexual masculina, uno de los temas más recurrentes y que más preocupa son esos temidos “gatillazos”, que probablemente todos los hombres experimentan en algún momento de su vida sexual activa. Antes de empezar es importante comprender qué parte de nuestro organismo se encarga de regular la erección. Es aquí cuando aparece el sistema nervioso autónomo (SNA), encargado de controlar las funciones corporales involuntarias, como es la erección.

Sistema nervioso simpático vs sistema nervioso parasimpático

Este sistema tiene dos ramas, por un lado, está el sistema nervioso simpático (SNS), que controla las actividades involuntarias relacionadas con un estado de activación o ansiedad. En este sentido, prepara al organismo para emitir una respuesta frente a lo que se considera un peligro, ya sea real o no: aumenta la frecuencia cardíaca, respiratoria y la temperatura corporal, dilata las pupilas, etc. y, a nivel, sexual, es el responsable de la eyaculación.

Y por otro lado, está el sistema nervioso parasimpático (SNP), que tiene la función de controlar las actividades involuntarias relacionadas con un estado de relajación: disminuye la frecuencia cardíaca, respiratoria y la temperatura corporal, contrae las pupilas, etc. y, a nivel sexual es el responsable de la erección.

Ambos sistemas son incompatibles y no pueden estar activos a la vez, pero tienen la capacidad de regularse (activarse y desactivarse) por ellos mismos. No obstante, hay una serie de factores que rompen este equilibrio y no los dejan funcionar con normalidad. Tranquilo, los veremos más adelante.

Cuando hablamos de dificultades en la erección, es inevitable pensar y, por tanto, tenemos que nombrar, la disfunción eréctil. Este término hace referencia a la incapacidad persistente o recurrente para conseguir o mantener una erección de buena calidad (rigidez). Pero que no cunda el pánico, la aparición ocasional de los “gatillazos” NO tiene que ser un motivo de preocupación, se considera algo normal y NO un problema de disfunción eréctil.

¿Tengo que preocuparme por el gatillazo? ¿Cuándo se considera disfunción eréctil?

Los “gatillazos” pueden considerarse un problema cuando ocurren con frecuencia y cuando afectan a la vida sexual y emocional de la persona y de la relación de pareja. A nivel objetivo, la Asociación Americana de Psiquiatría en su manual DSM-5, indica que para considerarse disfunción eréctil las dificultades para conseguir y/o mantener una erección de buena calidad deben darse en casi todas o todas las ocasiones (aprox. 75%-100%) y deben persistir durante mínimo 6 meses.

¿Quieres donar semen?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Gatillazo Causas

Podemos diferenciar entre causas orgánicas o físicas y causas psicógenas o psicológicas, aunque es importante matizar que gran parte de dificultades eréctiles tienen su origen en factores psicológicos. En muchos casos, son estos factores los que alteran el funcionamiento normal del SNS y SNP y tiene como resultado la aparición de los “gatillazos”.

Causas orgánicas del gatillazo:

– Edad
– Diabetes
– Tabaquismo
– Consumo de alcohol y otras drogas
– Consumo de determinados fármacos
– Obesidad
– Hipertensión arterial

Factores psicológicos del gatillazo

– Estrés, tanto a nivel sexual como en otros ámbitos vitales
– Nervios y/o inseguridad
– Baja autoestima
– Cansancio
– Preocupación por satisfacer a la pareja
– Falta de concentración
– Ansiedad, miedo y anticipación del fracaso
– Sentimiento de culpa por el desempeño sexual
– Problemas emocionales (ansiedad, depresión, etc.)

Además, existen una serie de conductas y creencias que también están relacionadas con la presencia de problemas en la erección:
– El pene como la única vía de dar y recibir placer.
– Intentar recuperar la erección por todos los medios y si no abandonar el encuentro sexual.
– Evitar el coito por miedo. Aunque genere bienestar en un principio, a medio y largo plazo consigue que el coito genere mayor sensación de nerviosismo, intranquilidad, miedo, etc.
– Auto-observación, centrar la atención en cómo responde el pene y no en los estímulos eróticos.
– Falta de comunicación en la pareja.
– Adoptar el “rol del espectador”, responsabilizarse de forma excesiva del placer de nuestra pareja, dejando de atender y disfrutar de las sensaciones propias.

¿Cómo evitar el gatillazo?

Independientemente de cuáles son los factores que causan el “gatillazo” es aconsejable practicar hábitos de vida saludables que incluyan la práctica de ejercicio físico, mantener una dieta saludable pobre en grasas y rica en frutas y verduras, no fumar y evitar el abuso de alcohol.

A nivel psicológico podemos practicar varias estrategias para evitar el gatillazo. En primer lugar, es importante trabajar y desmontar todos los mitos que envuelven las relaciones sexuales ya que únicamente van a suponer una mayor carga emocional, una mayor activación, nerviosismo, miedo, etc., y, por tanto, alteran el funcionamiento del SNS y SNP.

gatillazo-mitos-relaciones-sexuales

«Lo importante en una relación sexual es tener un orgasmo». Lo importante es disfrutar, pasarlo bien y sentirse a gusto porque puede ser placentera sin orgasmo. Además, cuanto más se piense en él, más tardará en llegar porque no estamos atendiendo al placer sensorial que se recibe.

«El tamaño del pene es importante para la satisfacción sexual». Tener una visión coito centrista es considerar que para que una relación sexual sea plena y satisfactoria debe haber penetración. La satisfacción no depende de la penetración y, por tanto, tampoco del tamaño del pene.

– «El encuentro erótico sólo es pleno cuando ambos miembros de la pareja llegan al orgasmo a la vez». La respuesta sexual en hombres y mujeres es muy distinta, el orgasmo llega antes en los hombres y que ocurra así es totalmente natural, es algo que no debe preocuparnos ya que no se relaciona con lo pleno y satisfactorio que pueda ser un encuentro sexual.

– «Un hombre debe estar dispuesto siempre a tener encuentros eróticos». Para que esto fuese cierto tendríamos que dejar de lado todos los factores que existen en nuestro día a día (cansancio, estrés, etc.) y que influyen en la respuesta sexual. Por lo que, si eres hombre y no te sientes identificado con este mito, no te preocupes, es totalmente normal.

6 Consejos para superar gatillazo psicológico

Te dejamos 6 consejos que te ayudarán a superar y olvidar el gatillazo psicológico para siempre… ¡Apunta!

Egoísmo positivo:

El egoísmo positivo es abandonar el rol del espectador para responsabilizarnos primero del placer propio y, después, ocuparnos (que no preocuparnos) del placer sexual de nuestra pareja. Para esto tenemos que ser conscientes de nuestras necesidades sexuales, prioridades y deseos, aprender a anteponerlos y a decir no, dejar que cada uno se responsabilice de su placer, aprender a comunicar nuestros gustos y apetencias, desprendernos de las supuestas obligaciones como pareja sexual y no fingir cuando algo no nos gusta.

Comunicación asertiva y efectiva:

Consiste en transmitir y compartir nuestras necesidades, deseos, emociones, pensamientos, etc., de una forma respetuosa, considerándolos igual de importantes que los ajenos, dejando a nuestra pareja formar parte de aquello que nos preocupa, de lo que queremos hacer, practicar, etc. Esto ayuda a reducir la presión, el nerviosismo y la intranquilidad a la vez que nos permite practicar el egoísmo positivo.

Enfoque multisensorial

Para tratar de reducir a la importancia que se otorga a la penetración y evitar caer en una visión coito centrista, podemos poner en práctica el enfoque multisensorial, trabajar el deseo y la excitación con prácticas alternativas a la penetración como juegos eróticos, usando juguetes sexuales, etc. de forma que comprobemos que se puede tener una relación sexual plena y satisfactoria sin necesidad de penetración. Así conseguiremos reducir la presión para conseguir la erección.

Centrar nuestra atención sobre lo erótico

Junto a esto también podemos aprender a centrar nuestra atención sobre lo erótico, sobre lo que está pasando, el aquí y el ahora, abandonando la auto-observación. Se trata de atender a las sensaciones eróticas, sensuales y sexuales que recibimos, darse permiso para disfrutar, dejarse llevar y no enredarse en los pensamientos negativos, sino no prestarles atención y dejar que se marchen.
Podemos decidir si nuestra atención se centra en esos pensamientos o en las sensaciones que estamos experimentando. Atender a estas sensaciones va a potenciar el deseo y excitación.

Reestructuración cognitiva

Otra estrategia que podemos poner en práctica para evitar el «gatillazo» es la reestructuración cognitiva, si bien es cierto que para una buena aplicación debemos acudir a profesionales de la salud mental. Se fundamenta en que pensamiento, emoción y conducta están relacionados, de forma que un pensamiento negativo distorsionado, conduce a experimentar una emoción desagradable y esto influye en la conducta, voluntaria o involuntaria, que emitimos.

Consiste en aprender a identificar y modificar pensamientos distorsionados (por ejemplo, “seguro que no consigo la erección”, “no sé yo como va a salir hoy”, “no voy a aguantar sin perderla”) que ocasionan malestar emocional, para que ya no sea así.

Quitar importancia al “gatillazo”

Por último, es fundamental no dar importancia al “gatillazo” cuando ocurre, como ya hemos comentado no debe preocuparnos si se produce de forma esporádica. Se trata de aceptar la situación, ser conscientes de los factores que se dan en nuestra vida diaria y que pueden conducir a que ocurra y, por supuesto, no abandonar el encuentro sexual ya que estaríamos otorgando al pene, la erección y la penetración una mayor importancia y, por ende, supone una presión añadida.

Recuerda que, cuando ocurra, tienes a tu disposición muchas técnicas y estrategias alternativas a la penetración con las que, sin ninguna duda, puedes llegar a experimentar el mismo placer y satisfacción.

 


Recuerda que los profesionales de la salud, tanto médicos como psicólogos, estamos para ayudarte y orientarte en tu proceso, tratamiento y en la mejor aplicación de las estrategias comentadas, no dudes en solicitar ayuda si la ausencia y/o pérdida de erección está afectando a tu vida personal y de pareja.

¡Estamos para ayudarte! ¡Comparte si crees que podría ayudar a alguien!

¿Sabías que donar semen compensa económicamente? ¡Mucho más de lo que creías! Infórmate en Easydona

Conoce nuestras clínicas en SevillaCórdoba o Granada.

 

a-que-sabe-el-semen

¿Quieres más info sobre donar semen?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Compartir

Infórmate sin compromiso

Los campos obligatorios están marcados con *
*Para elegir centro, primero debes seleccionar qué quieres donar
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.
//
Donación de óvulos
//
Donación de semen
¿Quieres más información?