X

Esta página web usa cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar
sintomas-de-ansiedad-ataque-de-ansiedad (1)

Síntomas de ansiedad: 12 síntomas que debes conocer

31 de mayo de 2023

síntomas-de-ansiedad-comite-editorial-psicologa-Marta-Prat (1)


12 síntomas de ansiedad que debes reconocer

Mi nombre es Marta Prat, soy psicóloga clínica en Easydona, a través de este artículo te ayudaremos a conocer algo más sobre qué es la ansiedad y cómo identificar sus síntomas.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es el conjunto de procesos psicológicos y fisiológicos que se desencadenan ante una amenaza real o percibida, los cuales ponen en marcha todo nuestro sistema de alarma para librar la conducta de lucha o huida. Así, la ansiedad realmente procede de la emoción primaria de miedo, siendo una reacción adaptativa de nuestro organismo, siempre que sea proporcional al estímulo que la desencadena.

El problema viene cuando nuestra amígdala cerebral, la zona encargada de activarse y de avisarnos de que existe un peligro, empieza a activarse de forma indiscriminada o desproporcionada, sin motivo aparente, y es aquí cuando comienzan los trastornos de ansiedad.

 

Donar óvulos te compensa

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

 

El estrés NO es ansiedad

No debemos confundir la ansiedad con el estrés ya que aunque son parte de la misma reacción en el cuerpo y tienen síntomas similares, tienen algunas diferencias: mientras que el estrés tiende a ser por corto tiempo y tiene un desencadenante conocido; la ansiedad puede permanecer mucho más en el tiempo y ser la causa más ambigua para la persona que la padece.

De hecho, otra de las diferencias es que el estrés puede ser incluso positivo (eustrés). Esto sucede cuando a pesar de tener que procesar muchísimas demandas externas y sentirnos agobiados por ello, realmente sentimos que nuestro recursos internos (capacidades) son suficientes para hacer frente a esas exigencias y esto al final nos motiva y nos incentiva.

De hecho, según los autores Jerkes y Dodson, que elaboraron la conocida ley de la activación y rendimiento, cuando existe una cantidad óptima de ansiedad, el rendimiento es más elevado. Lo que sucede es que, si no existe ningún tipo de ansiedad o amenaza externa, no nos sentimos nada motivados para ponernos en marcha y nuestro sistema nervioso no se “pone en alerta”, por lo que no rendimos en absoluto.

Pero, si por el contrario, nos sentimos demasiado ansiosos, lo que acaba pasando es que nuestro sistema nervioso colapsa y nos bloqueamos por lo que tampoco rendiremos nada, como nos puede ocurrir por ejemplo en un examen muy difícil o importante.

síntomas-de-ansiedad

Síntomas de ansiedad: Cómo saber si tengo ansiedad

Finalmente, tenemos que entender que la ansiedad en sí no es un trastorno, sino un síntoma. Algo que nuestro cuerpo está tratando de decirnos que no va bien.

No obstante, los síntomas de ansiedad pueden aparecer en muchos trastornos de ansiedad: hipocondría (miedo a enfermar), agorafobia (miedo a salir de casa), ansiedad generalizada (miedo a diferentes situaciones cotidianas), fobias específicas, trastorno de pánico… También puede aparecer ansiedad en otros cuadros clínicos como la depresión, aunque el principal síntoma sea la tristeza.

Para hacerlo más sencillo, vamos a ver qué síntomas de ansiedad físicos, emocionales y cognitivos son característicos de las personas que padecen ansiedad.

1. Estado de nerviosismo y preocupación: temores de que algo malo suceda, anticipación de lo peor, catastrofismo e irritabilidad.

2. Tensión física y muscular que provoca fatigabilidad: dolores musculares, sobresalto al responder, temblores, sensación de inquietud e imposibilidad para relajarse

3. Temores generalizados: a la oscuridad, a los desconocidos, al tráfico, a las multitudes, a quedarse solo/a.

4. Insomnio: Dificultad para conciliar el sueño es un síntoma de ansiedad frecuente (tardar en quedarse dormido/a más de 30 min), sueño interrumpido (despertar más de 3 veces por la noche), sensación de cansancio al despertar, despertar precoz (despertarse antes de que suene la alarma y ya no poderse dormir), pesadillas, terrores nocturnos…etc.

5. Funciones cognitivas e intelectuales deterioradas: dificultad para concentrarse, pérdida de memoria, despistes, pérdida de rendimiento laboral.

6. Humor depresivo: Pérdida de interés en las cosas que antes se disfrutaban, estado de ánimo irritable, cambios de humor, llanto fácil.

7. Síntomas psicosomáticos sensoriales: zumbido de oídos, visión borrosa, cambios de temperatura corporal, sensación de debilidad, hormigueos, picazón o pinchazos en el cuerpo.

8. Síntomas de ansiedad cardiovasculares: Taquicardias, palpitaciones, dolor en el pecho, sensación de baja presión o desmayo, arritmias.

9. Síntomas respiratorios: opresión o constricción en el pecho, sensación de ahogo, sensación de falta de aire o dificultad respiratoria, suspiros frecuentes.

10. Síntomas de ansiedad gastrointestinal: dificultad para tragar, flatulencia, dolor abdominal, ardor, pesadez, estreñimiento o diarrea, náuseas, vómitos, pérdida de peso o ansiedad por comer.

11. Síntomas genitourinarios: Aumento de la necesidad de orinar, amenorrea (falta de periodo menstrual), pérdida de libido, anorgasmia, disfunción eréctil, eyaculación precoz.

12. Síntomas de ansiedad del sistema nervioso autónomo: Boca seca, enrojecimiento, palidez, sudoración, vértigos, cefaleas o migrañas, piel de gallina.

 

Si te has sentido identificado/a en varios de estos síntomas de ansiedad, es posible que te encuentres ante un problema.

Cómo calmar la ansiedad

Hacer técnicas de relajación muscular o mindfulness te podría ayudar a encontrarte mejor, pero si realmente estás atravesando por un momento crítico no dejes pasar la oportunidad de visitar a un profesional que te ayude a averiguar cuál es la causa de tu ansiedad para ponerle una solución desde el origen a sus síntomas.

Piensa que al final, nuestro cuerpo tiene su propio lenguaje y aprende a expresarse cuando nosotros mismos no hacemos caso o no somos capaces de reconocer y escuchar nuestras emociones.

Estoy segura de que con ayuda tú también puedes encontrar la causa de tu ansiedad y hacer que tu cuerpo vuelva a vivir en serenidad y a dejar de interpretar el mundo como un lugar peligroso.

¡Mucho ánimo!

 

easydona-redes-sociales

¿Quieres más info sobre donar óvulos?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Compartir

Infórmate sin compromiso

Los campos obligatorios están marcados con *
*Para elegir centro, primero debes seleccionar qué quieres donar
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.
//
Donación de óvulos
//
Donación de semen
¿Quieres más información?