X

Esta página web usa cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar
tipos-de-apego (1)

Tipos de apego: Conoce los 4 tipos de apego y sus características

21 de febrero de 2024

¿Qué es el apego? Descubre los 4 tipos de apego:

El apego es un vínculo emocional intenso y duradero que se genera entre dos personas, en primer lugar entre el bebé y su criador principal, pero que después se transfiere a la edad adulta principalmente con nuestras parejas. El apego se manifiesta como una necesidad de mantener un contacto más o menos próximo con los demás y a pesar de que muchas veces se ha equiparado con etiquetas como “tóxico” o “dependencia” no es para nada así.

Lo cierto es que, todos tenemos apego y este puede ser de tipo seguro o inseguro, en función de nuestra historia vital y de cómo desde pequeños han resuelto nuestras necesidades emocionales.

Y es que, la principal finalidad del vínculo de apego es dotar al bebé de la seguridad, protección y consuelo ante la presencia de amenazas y hacerle entender que la expresión de nuestras necesidades, tanto físicas como emocionales, no nos posiciona en una situación de vulnerabilidad y de indefensión, sino que va seguida de una respuesta consistente y resolutiva.

Un apego seguro en la infancia se relaciona con una autoestima alta y estable en la edad adulta, relaciones sociales y afectivas de calidad y facilidades en la consecución de los objetivos personales.

En cuanto al apego adulto, a día de hoy existe consenso acerca de la existencia de cuatro tipos de apego: el apego seguro, el apego ansioso, el apego evitativo y el apego desorganizado. Así los individuos que encajan en cada uno de estos estilos se diferencian en varios puntos:

· Sus ideas sobre intimidad y relación.

· La manera de reaccionar y de actuar frente a los conflictos interpersonales.

· Los estilos de comunicación: asertivo, agresivo, pasivo o pasivo-agresivo.

· La actitud frente a las relaciones sexuales.

· La capacidad para expresar sus necesidades emocionales y sus deseos.

· Las expectativas que se tienen sobre la pareja y la relación.

Además, el tipo de apego determina nuestra percepción de nosotros mismos como individuos (y en relación con los demás), el grado de ansiedad o temor al abandono y el grado de evitación del compromiso.

¿Qué tipos de apego existen?

  • Apego seguro:

Las personas con apego seguro son personas con alta autoestima y una consideración positiva de ellos mismos y de los demás. Son personas que han adquirido capacidades de autoregulación emocional y que no presentan dificultades a la hora de identificar y expresar sus necesidades de afecto. La vinculación afectiva con los demás no les genera ansiedad y no presentan miedo al compromiso, si bien la idea de estar en soledad tampoco les atormenta, siendo menos propensos a mostrar dependencia emocional.

Son personas que, generalmente, saben manejar los conflictos en pareja y no tienen miedo a marcar sus propios límites y espacios, así como a respetar los de su pareja. Las personas con apego seguro tienen facilidad para vincularse con otras personas de apego seguro, aunque también pueden ser una pareja ideal para personas con apego ansioso o apego huidizo ya que no ayudan a exacerbar los conflictos y heridas emocionales del otro.

tipos-de-apego-apego-seguro

  • Apego ansioso:

Las personas con apego ansioso suelen tener una baja autoestima y una visión muy negativa de ellas mismas, considerándose de forma subconsciente como fácilmente remplazables y sustituibles por otras personas, lo que les lleva a albergar grandes sentimientos de celos, miedo, ansiedad, tristeza y angustia hacia el abandono.

De la misma forma, suelen idealizar a su pareja considerando que éste o ésta es mejor que ellos y podrá abandonarles en cualquier momento. Normalmente, suelen sobre fusionarse con la relación olvidándose de sus hobbies y actividades personales, desarrollando una fuerte dependencia hacia el vínculo. En lo que se refiere a solución y gestión de conflictos, las personas con apego ansioso tienen dificultades para expresar sus necesidades de afecto y sus enfados, esperando que su pareja sepa lo que les pasa en cada momento.

Las personas con apego ansioso suelen tener dificultades en la regulación de emociones, tendiendo a sobre pensar demasiado las cosas. Además, las personas con apego ansioso suelen ser muy habilidosas a la hora de detectar estados emocionales en el otro, si bien es cierto que muchas veces se confunden por sus propias inseguridades.

En algunas ocasiones, el hecho de que su pareja se retire o se tome un tiempo para reflexionar sobre una discusión, o que simplemente prefiera pasar tiempo con otras personas, es vivido por la persona ansiosa con una fuerte ansiedad y sensación de abandono, lo que provoca mayor insistencia por recuperar el vínculo, muchas veces saturando a la otra persona.

tipos-de-apego-apego-ansioso

Esto puede no suponer un problema demasiado grave si la pareja presenta un apego seguro, pues será más difícil que se agobie y presentará mayor predisposición a entender el estado emocional en el que se encuentra su pareja.

Sin embargo, si la pareja presenta un apego huidizo nos encontraremos ante una dinámica emocional muy intensa y dañina ya que ambos estilos de apego exaltan las características del otro: la persona con apego ansioso se hiperactiva al ver que su pareja no está disponible emocionalmente y la persona con apego huidizo se hipoactiva ante este tumulto de emociones.

En la práctica, esto se traduce en que, cuando la persona con apego ansioso detecta que el vínculo puede sufrir, rápidamente intentará recuperar a su pareja o adquirir la certeza de que todo está bien. Sin embargo, esta conducta provocará en su pareja el efecto contrario: se alejará más en un intento de preservar su espacio e identidad individual.

El alejamiento de la pareja será vivido por la persona ansiosa como una confirmación a sus sospechas de que algo no iba bien, acelerando sus inseguridades y haciendo que su pareja siga sintiéndose incómodo para un nuevo acercamiento… Vamos, todo un bucle de persecución a lo “juego del gato y el ratón”.

  • Apego huidizo:

Las personas con apego huidizo son personas que aunque desde fuera pueden parecer muy seguras, en realidad no lo son. Muchas veces, son personas que se disfrazan de “libres” e “independientes”, cuando realmente tienen un miedo inmenso a vincularse y a que los demás vean cómo son en realidad.

Por ello, prefieren muchas veces vincularse con muchas personas a la vez y no adoptar realmente un grado de compromiso intenso con ninguna de ellas. Pensarás que la mayoría de huidizos tienden a vincularse con otras personas huidizas también, para mantener, precisamente, esa superficialidad y fluidez en la interacción, ¿verdad?

Pues nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, como decíamos, los ansiosos y los huidizos se atraen entre sí porque cada uno sirve de espejo a las heridas del otro. Así, realmente el huidizo se siente querido, validado y necesitado cuando encuentra una pareja ansiosa, manteniendo así a flote su autoestima.

Como decíamos, las personas huidizas también tienen dificultades para regular y manifestar sus emociones, tendiendo a hipoactivarse ante situaciones de conflicto emocional. Y es que, si ya les cuesta mucho entender sus propias emociones, ¿cómo vamos a pedirles encima que intenten gestionar y manejar las emociones de su pareja? Pues ante estas situaciones, lo normal es que se sientan desbordados y se retiren. Ante los conflictos, normalmente necesitan tomarse bastante tiempo para arreglar las cosas si es que surge de ellos la necesidad de arreglarlo, ya que muchas veces tenderán a desaparecer unos días y después hacer como que no ha pasado nada.

tipos-de-apego-apego-huidizo

Pero muchas veces, verás que desaparecen, aunque no haya ocurrido ningún conflicto y no entenderás el por qué. Seguramente, esta persona esté atravesando cualquier situación emocional complicada y le cueste muchísimo compartir esto contigo, por lo que prefiere huir antes que mostrarse vulnerable. Para la persona que espera y desespera y que no recibe explicación alguna, esto es tan devastador como adictivo porque se trata de un refuerzo intermitente (se va, pero luego vuelve, ahora no quiere saber nada de mí, pero luego me dice que me ha echado mucho de menos…), lo que fortalece todavía más la dependencia al vínculo.

  • Apego desorganizado

El apego desorganizado es, sin duda, el más complicado de todos ya que generalmente se desarrolla en niños que han sufrido fuertes situaciones de maltrato o negligencia parental. En la edad adulta, las personas con apego desorganizado suelen presentar en mayor frecuencia y en mayor gravedad un trastorno mental. El apego desorganizado, se caracteriza básicamente por presentar características del apego ansioso y del apego huidizo que se van alternando.

tipos-de-apego-apego-desorganizado(1)

¿Se puede tratar el apego?

Debemos tener en cuenta que el apego se tiene durante toda la vida y no cambia de un estilo a otro. Es decir, si tenemos un apego ansioso, nunca vamos a tener un apego huidizo, ni siquiera dependiendo de la persona con la que nos vinculemos. Sí podría pasar que tengamos un apego ansioso, por ejemplo, y nos sintamos más seguras con una persona con un apego seguro que nos escucha, nos entiende, valida nuestras emociones e intenta que nos sintamos bien.

Por supuesto, cualquier tipo de apego inseguro: ansioso, huidizo o desorganizado podría mejorar con terapia hacia un apego seguro, si bien es cierto que con el apego desorganizado sería un trabajo mucho más complicado.

Cuando hablamos de tipos de apego, es importante no caer en reduccionismos como tóxico, ya que las personas no somos tóxicas por tener un estilo o tipo de apego inseguro, sino que son ciertas conductas (propias de cualquiera de estos tipos de apego) las que pueden llegar a ser tóxicas. Al final, el apego inseguro se trabaja tanto individualmente como en pareja y se pueden crear relaciones saludables con amor, comprensión, cariño y respeto.

 


 

Mi nombre es Marta Prat, soy psicóloga clínica en Easydona… Espero que con este artículo te hayamos ayudado a saber qué es el apego y los tipos de apego que existen. Si necesitas apoyo psicológico o tienes dudas… ¡Siempre podrás escribirnos! Comparte este artículo si te ha gustado y crees que podría ayudar a alguien más. ¡Estamos aquí para ayudarte!

 

easydona-redes-sociales

 

¿Quieres más info sobre donar óvulos?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Compartir

Infórmate sin compromiso

Los campos obligatorios están marcados con *
*Para elegir centro, primero debes seleccionar qué quieres donar
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.
//
Donación de óvulos
//
Donación de semen
¿Quieres más información?