X

Esta página web usa cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar
citología

¿Qué es una citología vaginal?¿Duele?¿Para qué sirve?

16 de marzo de 2021

La citología vaginal es una prueba microscópica de células tomadas por el raspado suave del cuello uterino. Consiste en tomar una pequeña muestra de la parte interna y externa del cuello uterino. Además, es posible añadir una toma de la vagina. ¡Aunque parezca que esta descripción es ¡OH, me van a RAJAR! Tranquis, porque no, no duele nada. Es una prueba muy sencilla que no resulta dolorosa, toda mujer debería iniciar los controles ginecológicos al comienzo de su vida sexual y continuarlos cada 1-3 años, según establezca tu médico.

Es posible que necesites más controles de los habituales si:
● Tienes una vida sexual muy activa.
● Tienes infecciones recurrentes.
● Tienes antecedentes de infección por el virus del papiloma humano (VPH)
● Has padecido anteriormente enfermedades de transmisión sexual (ETS).

 

¿Quieres donar óvulos?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

 

¿Y cómo se realiza la citología vaginal?

¡Muy sencillo! ¡Que no cunda el pánico! Tendrás que tumbarte en la camilla (comúnmente llamado potro ginecológico) donde se realiza la exploración ginecológica. La ginecóloga utilizará un espéculo para poder separar las paredes vaginales y visualizar el cuello uterino.
Inicialmente, se realizará una toma de la muestra vaginal y parte externa del cuello uterino mediante un pequeño instrumento de madera de punta redonda (espátula de pequeño tamaño desechable), posteriormente, con un pequeño cepillo se realizará un raspado de la parte interna del cuello del útero (1-2 cm). Es un procedimiento muy muy simple que dura menos de 2 minutos.

Te lo resumimos en los siguientes pasos:
1. Se introducirá un espéculo en la vagina para separar las paredes vaginales y visualizar el cuello uterino.
2. Se tomará una muestra de las paredes vaginales, del canal endocervical y de la parte externa del cuello del útero.
3. Las muestras se depositarán en un portaobjetos (cristal de pequeño tamaño) y se enviará para su análisis.

¡La citología ni es dolorosa ni conlleva riesgos! Es súper EASY. Te lo prometemos.

No debes tenerle miedo a este tipo de pruebas ya que nos ayudarán a detectar posibles enfermedades a tiempo. Si aún no has ido al ginecólogo, te recomendamos que lo hagas cuando inicies las relaciones sexuales. Tú médico te indicará como debes hacerlo.

¿Debo seguir algunas recomendaciones previas? Sí, las más importantes son:
Antes de realizarte la citología debes haber finalizado tu regla.

  • No tener relaciones sexuales con penetración en las 48 horas previas a la citología.
  • No hacer lavados internos ni utilizar desodorantes vaginales.
  • No haber utilizado tratamientos como óvulos vaginales, cremas vaginales… en 5 o 7 días antes de la citología.

La citología es súper importante, a partir de ella se pueden detectar enfermedades como el cáncer uterino o infecciones vaginales. ¡Y todo gracias a esta prueba! Eso sí, no se recomienda someter a una citología a mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales previamente.

Como ves, es muy muy sencillo. ¿Y lo mejor? Si entras en el programa de donantes en Easydona todas estas pruebas serán gratuitas para ti. ¡Sí! ¡Cómo lees!

 

¡En Easydona cuidamos de tu salud SIEMPRE!

Citología

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Infórmate sin compromiso

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Gracias por contactar

Hemos recibido correctamente su solicitud y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad.

//
Sevilla
//
Valencia
¿Quieres más información?