X

Esta página web usa cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar
comida saludable easydona

¿Es el desayuno la comida más importante del día?

9 de noviembre de 2020
Necesitamos alimentarnos bien, de manera equilibrada para tener la energía necesaria y desarrollar una vida sana.

No hay comidas más importantes que otras. Necesitamos alimentarnos bien, de manera equilibrada para tener la energía necesaria y desarrollar una vida sana.

Sin embargo, el desayuno juega un papel súper importante en la dieta diaria ya que es la primera ingesta de alimentos tras el período más largo de la jornada sin tomar alimentos en ayuno. Si dormimos de manera adecuada pasaremos más de nueve horas sin alimentarnos, durante ese tiempo nuestro organismo sigue consumiendo aquellas calorías que necesita para mantenerse (metabolismo basal).

Normalmente por la noche, mientras dormimos, nuestro cuerpo consume aproximadamente una caloría por hora y kilogramo de peso, ¿lo sabías?

Al no ingerir alimentos durante ese largo período de tiempo, el azúcar en la sangre (glucosa) va disminuyendo progresivamente hasta llegar a su mínimo nivel por la mañana al despertar. La glucosa es fundamental para dotar de energía al cerebro y a los músculos, por tanto, hasta que no rompamos el ayuno y comencemos a alimentarnos tendremos déficit de elementos esenciales para activar nuestro metabolismo normal.

Esta es la razón por la que es importante alimentarse bien lo antes posible tras despertar, ya que de esta forma cobramos las energías necesarias para comenzar la jornada y aportamos los niveles de azúcar necesarios para que el cerebro nos permita sentirnos bien. Mientras tanto nos “arrastraremos” hasta llegar al desayuno.

¿Qué elementos debe contener un desayuno ideal?

  • Hidratos de carbono (pan)
  • Fibra (cereales o pan integral)
  • Vitaminas (fruta)
  • Minerales y proteínas (leche).

Así pues un desayuno perfecto se compone de:

  • Café con leche, cacao o simplemente un vaso de leche.
  • Una tostada de pan integral con aceite y tomate.
  • Una pieza de fruta o un zumo natural.

Desayunar demasiado nos puede provocar una digestión pesada. Esto hace que no sintamos la energía necesaria para comenzar el día de manera ligera, activa, sana y equilibrada. Nuestro consejo, desde EasyDona es no saciar del todo el apetito, quedarte con algo de hambre para ¡¡¡COMERTE EL DÍA!!!

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Infórmate sin compromiso

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Gracias por contactar

Hemos recibido correctamente su solicitud y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad.

//
Sevilla
//
Valencia
¿Quieres más información?