X

Esta página web usa cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si está conforme con ello, pulse ACEPTAR. Si no lo hace, es posible que la página web no cargue todas sus funcionalidades. Para más información, puede consultar nuestra política de cookies pinchando en el enlace.

Aceptar
enfermedades de transmisión sexual

Enfermedades de transmisión sexual, ¿qué son? ¿puedo tener una sin saberlo?

21 de octubre de 2021

¿Quién no ha escuchado hablar sobre las enfermedades de transmisión sexual? ¿El sida? ¿Los métodos anticonceptivos solo tienen esa función? ¿Protegernos de enfermedades de transmisión sexual?

 

Muchos jóvenes viven con la sensación del “a mi eso no me pasa” o usan el famoso “calma que yo controlo” pero, a decir verdad, es un tema mucho mas serio de lo que parece y del que se debería de tener más consciencia. Hoy, desde Easydona, queremos intentar resolver algunas dudas y aportar nuestro granito de arena para poder ayudaros en vuestro día a día, de forma que tengáis una vida sana y segura.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS, también llamadas venéreas) son infecciones que se transmiten durante las relaciones sexuales. Pueden ser causadas por diferentes microorganismos, tales como virus, bacterias, hongos o parásitos.

En nuestro caso, se podrían catalogar en tres grupos:

  • ETS que causan lesiones genitales (úlceras o anomalías en los órganos genitales)
  • ETS que causan inflamación en la uretra (uretritis)
  • ETS que causan síntomas y signos en todo el cuerpo

Es muy importante que, si sientes algún malestar, consultes con tú medico de la manera más urgente posible, ya que algunas enfermedades se pueden propagar y afectar a otros órganos de tu cuerpo. También es aconsejable que realices alguna analítica, ya que las enfermedades de transmisión sexual no tienen por qué producir signos evidentes de aparición.

Podemos llegar a ser portadores, sin nosotros saberlo. Lo que se llaman enfermedades recesivas. Afectan a más gente de lo que parece, por lo que nunca está demás proteger nuestra salud y la de la otra persona. Uno de los mejores métodos más usados y fiables (ojo, no infalible) es el preservativo, ya sea femenino o masculino.

A continuación, os ponemos un listado de las ETS más frecuentes:

Clamidia

Es una infección bacteriana muy común y no siempre se muestran síntomas de padecerla. Es probable que no veas o sientas ningún síntoma, pero la uretritis es un indicio común. También puede causar infección en el epidídimo y en los testículos, dolor en el bajo vientre y dolor durante el sexo. Los antibióticos son la mejor solución

Gonorrea

Al igual que la clamidia, es una infección bacteriana que no siempre muestra síntomas y puede permanecer sin diagnosticarse. También causa uretritis, además de poder causar infecciones en la garganta y el recto. Puede llegar a propagarse por el cuerpo, originando eritema y dolor articular. Su tratamiento es igual al de la clamidia, ya que suelen actuar juntas con frecuencia.

Tricomoniasis

Esta infección de transmisión sexual es causada por un parásito. La mayoría de mujeres y hombres infectados no tiene síntomas, por lo que no pueden saber si padecen de dicha enfermedad. Generalmente causa uretritis, con picazón en la uretra y ganas constantes de orinar

VIH

Virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es seguramente la ETS más temida. La infección por este virus puede ocurrir durante el acto sexual, al compartir agujas o que una mujer embarazada infecte al bebé. NO se transmite por contacto o saliva. El virus en última instancia causa disfunción del sistema inmunológico del cuerpo, de manera que puedes enfermar más fácilmente, lo que comúnmente llamamos SIDA (Síndrome de InmunoDeficiencia Adquirida.

El tiempo promedio de la infección hasta la inmunosupresión es de 10 años. Actualmente no tiene cura conocida, solo se puede llegar a retrasar o prevenir la progresión de la enfermedad.

Herpes

Los virus de herpes simple (HSVs) causan vesículas dolorosas en las áreas sexualmente expuestas del cuerpo. Esta enfermedad de transmisión sexual puede transmitirse mediante cualquier tipo de contacto. Está catalogado por tipos según donde actúe:

El tipo 1 provoca llagas en la boca, mientras que el tipo 2 causa llagas en pene, escroto o ano. Al igual que con las anteriores nombradas, es posible padecer la enfermedad y no mostrar signos de ello. No tiene cura y persiste durante toda la vida, pero hay medicamentos que calman los síntomas y disminuyen las posibilidades de contagiar a otras personas

Hepatitis B

La hepatitis es la infección que afecta al hígado. Las hepatitis B es una de las enfermedades de transmisión sexual que puede transmitirse a través de coito. Ambos se transmiten por el contacto con la sangre del individuo afectado o por la actividad sexual, como el VIH. Por lo general, no presenta síntomas y desaparece por sí sola. Cuando presenta síntomas, es similar a una gripe, salvo que además signo relevante puede ser tener la piel y ojos de color amarillento (ictericia). Las personas con hepatitis B corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado. No tiene cura, pero existen vacunas para prevenir dicha enfermedad.

Sífilis

Es una infección bacteriana. Si no se trata a tiempo, la enfermedad progresa de forma grave a través de tres fases o incluso persistir en un estado latente. La manifestación inicial es una úlcera indolora conocida como chancro en la zona del contacto sexual.

Es importante tratarla durante la primera etapa, para poder evitar el segundo paso. En la segunda etapa, la sífilis puede propagarse a otros órganos, causando diferentes síntomas, desde erupciones cutáneas, hinchazón de los ganglios linfáticos, artritis, enfermedad renal o problemas hepáticos. Después de la segunda etapa, algunas personas tendrán una infección latente durante años, después de la cual se desarrolla la sífilis terciaria. Esta puede causar condiciones diferentes incluyendo infección del cerebro, desarrollo de nódulos, aneurisma aórtico, perdida de visión y audición. Afortunadamente, es curable con tratamiento antibiótico.

 

Así que, nuestro consejo en Easydona es que si crees que puedes padecer alguno de estos síntomas consultes con tu médico lo antes posible y utilices preservativos para evitar los contagios. Debemos concienciarnos sobre las enfermedades de transmisión sexual, están ahí, aunque a veces no las veamos.

 

¡Infórmate con nosotros sobre la donación de óvulos! Te explicamos sin compromiso ¡aquí!

 

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Infórmate sin compromiso

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Términos de servicio.

Gracias por contactar

Hemos recibido correctamente su solicitud y nos pondremos en contacto a la mayor brevedad.

//
Sevilla
//
Valencia
¿Quieres más información?